+34 93 113 13 00 - 34 91 196 53 92 info@evilaprojects.com

Esta nota técnica describe la aplicación de la energía ultravioleta (UV) como método de desinfección para filetes de pollo crudo. La desinfección UV es un método no térmico que utiliza energía UV-C para inactivar microorganismos, garantizando la seguridad alimentaria y extendiendo la vida útil de los productos avícolas.

Resumen de la Tecnología Ultravioleta (UV)

Espectro UV: La energía UV se clasifica en UV-A, UV-B y UV-C. El UV-C (200-280 nm) es el más efectivo para la desinfección microbiana.

Mecanismo de Acción: La energía UV-C penetra las paredes celulares de los microorganismos y altera su ADN, impidiendo su replicación y llevando a la muerte celular.

Equipamiento:  UV-C o LEDs diseñados para entornos de procesamiento de alimentos.

Aplicación en Filetes de Pollo Crudo

Exposición UV: Los filetes deben exponerse a la energía UV-C con una longitud de onda de 254 nm, con una intensidad y duración determinadas por la carga microbiana y el nivel de desinfección deseado.

Eficacia de la Desinfección UV

Reducción Microbiana: Los estudios muestran reducciones significativas en patógenos comunes como Salmonella spp., Listeria monocytogenes y Campylobacter spp.

Validación: Se recomienda la validación regular de los sistemas UV para asegurar un rendimiento consistente y el cumplimiento con los estándares de seguridad alimentaria.

Ventajas de la Desinfección UV

Proceso No Térmico: La desinfección UV no eleva la temperatura del pollo, preservando sus cualidades sensoriales y nutricionales.

Sin Productos Químicos: La desinfección UV evita el uso de desinfectantes químicos, reduciendo los residuos químicos en el producto alimenticio.

Proceso Rápido: La desinfección UV es un proceso rápido, fácilmente integrable en las líneas de producción existentes.

El uso de energía UV para la desinfección de filetes de pollo crudo es una tecnología prometedora que mejora la seguridad alimentaria al reducir efectivamente la contaminación microbiana. La implementación adecuada y el monitoreo regular son esenciales para maximizar los beneficios de este método de desinfección no térmico y libre de químicos.