Dentro de la gama de los  productos envasados ​​los hay que son muy exigentes desde el punto de vista microbiológico, como alimentos, productos farmacéuticos o cosméticos, el envasado de la mejor forma y su desinfección es vital para garantizar que los productos mantengan su calidad. Estos materiales de embalaje se pueden desinfectar utilizando una variedad de métodos. En comparación con los procesos químicos y térmicos, la radiación Ultravioleta  UV es un método económico y respetuoso con el medio ambiente.

Teniendo en cuenta diferentes criterios de diseño y construcción y con un poder de radiación suficientemente alto, la desinfección UV se puede utilizar como un proceso simple, rápido y reproducible para el funcionamiento continuo en equipos de llenado.

Con la desinfección Ultravioleta se tratan tanto los envases, las tapas, tapones ó el producto para asegurar su calidad y prolongar la vida útil.

Desinfección con luz ultravioleta.

La luz ultravioleta en longitudes de onda adecuadas es más potente en energía que la luz ultravioleta terrestre del sol. Esta luz ultravioleta de onda corta, especialmente, destruye el ADN de todos los microorganismos.

Cuando se instala en la forma correcta, los virus se desactivan en segundos y los microorganismos como bacterias, levaduras y hongos se eliminan de manera respetuosa con el medio ambiente, sin añadir productos químicos.

En E. Vila Projects tenemos estudios de toda una amplia serie de microorganismos, donde se conoce la dosis letal de radiación UV y esta es la dosis después de la cual las células ya no pueden mantener su metabolismo y tampoco pueden multiplicarse. Debido a la estructura celular. En consecuencia, bacterias como Salmonella y E. coli, que tienen una pared celular comparativamente delgada y, por lo tanto, solo pueden bloquear ligeramente la radiación UV, son extremadamente vulnerables y se destruyen con mayor facilidad con nuestros equipos.

La dosis de UV letal es un parámetro importante en el diseño y selección de los equipos que diseñamos.

La velocidad de la máquina, la geometría y la forma del embalaje son criterios adicionales que inciden en el diseño de un proceso de desinfección eficaz. La dosis de UV necesaria se calcula multiplicando la potencia de irradiación (intensidad) UV por el tiempo que tiene lugar la radiación. La intensidad de la radiación también depende de la distancia entre el  UV y el embalaje

Nuestra experiencia en E. Vila Projects con aplicaciones como  el llenado de yogur, por ejemplo, hemos conseguido que los recipientes de una profundidad de 150 mm se pueden desinfectar eficazmente en seis segundos y sellar láminas en dos segundos.

La desinfección UV se utiliza especialmente para el envasado de productos lácteos frescos ácidos, como yogur y kéfir, que se mantienen en la cadena de frío para mejorar la vida útil.

Disponemos de equipos  de desinfección UV  especialmente  desarrollados para la desinfección de envases y superficies. Por ejemplo, se pueden instalar en máquinas de llenado y sellado de leche y otras bebidas. Nuestros equipos de desinfección Ultravioleta no producen calor por lo que el embalaje no se calienta. Como resultado, el proceso de desinfección es particularmente adecuado para materiales sensibles al calor.

Nuestros equipos para el sector de alimentación  están equipados con lámparas de amalgama UV, que ofrecen alta intensidad. En comparación  con emisores convencionales, la potencia de radiación se puede aumentar en un 40% durante el mismo tiempo de radiación. Los bajos costes de inversión inicial, su reproducibilidad  y la mejora de los procesos  operativos garantizan un método de desinfección económico.

Nuestros equipos cuando se suministran están listos para funcionar inmediatamente  y los diseñamos en diferentes tamaños para su mejor adaptación a cualquier proceso productivo

La desinfección con equipos  UV de E. Vila Projects  es un método económico y  seguro para desinfectar los envases de alimentos. También tiene muchas aplicaciones fuera de la línea de producción, donde la desinfección de superficies es importante para asegurar la destrucción de patógenos de una manera segura y sin afectar al medio ambiente.